Negocios globales y teletrabajo

La construcción de un proyecto internacional que permita a una empresa entrar en nuevos mercados es uno de los principales objetivos de expansión. 

Hacer negocios a nivel internacional significa, casi implícitamente, que uno puede considerar la posibilidad de que ciertos miembros del equipo trabajen a distancia. Siempre habrá un momento en el que se requiera una expedición sobre el terreno, aunque los estudios de mercado y las conexiones virtuales son una etapa de la fase inicial de la internacionalización.

En otras palabras, utilizando la metáfora de una batalla, es el momento de desplegar su plan de empresa. En este punto, algunos de los miembros del equipo a los que se ha encomendado esta tarea empiezan a incluir el trabajo a distancia en su rutina diaria.

En consecuencia, iniciar una nueva aventura laboral en el extranjero puede suponer una oportunidad para la empresa en términos de comercio global. En muchos casos, puede incluso convertirse en uno de los principales pilares del plan de expansión de la empresa.


La adaptabilidad cultural es crucial en el trabajo a distancia

La adaptabilidad del personal que se desplaza al extranjero es uno de los varios aspectos que la organización debe tener en cuenta. El equipo debe estar preparado desde el punto de vista intercultural como uno de los deberes iniciales. Es decir, un acercamiento respetuoso y comprensivo a la cultura local del país de destino.

Además, es fundamental que los empleados desplazados tengan acceso a estos conocimientos para que comprendan mejor la dinámica sociocultural de su destino y, en definitiva, del mercado en el que deben operar.

Una vez completado este proceso, será más sencillo crear una cooperación con clientes potenciales en el nuevo mercado y llegar a acuerdos comerciales.

Por lo tanto, esta cooperación transcultural puede garantizar el éxito de las empresas multinacionales y, al mismo tiempo, evitar el temido choque cultural de sus empleados. 

En otras palabras, los conocimientos adquiridos al estudiar esta migración laboral al extranjero permitirán una perspectiva menos etnocéntrica y un enfoque de relativismo cultural.